Adultos

La mayoría de las personas anhelan sentirse bien, mantener relaciones satisfactorias con los demás, estar satisfechos con los logros en su vida. Muchas veces el sufrimiento, el malestar, la aparición de enfermedades psicosomáticas muestran que no están viviendo de la forma que les gustaría. Esto puede tener orígenes muy diversos: Conflictos internos, mal manejo de las emociones, falta de recursos personales, etc, distintos en cada persona, que como piedras se interponen en el camino hacia una vida más plena y satisfactoria.

En estos casos se hace necesaria la ayuda de un profesional que mediante un diagnostico preciso y las intervenciones terapéuticas adecuadas ayude a la persona a conocerse en profundidad y la asista en la tarea de encontrar la solución a sus problemas personales, siempre con un profundo respeto por su individualidad y libertad personal.